Acerca de mí

¡Hola! 

Si estás en esta página probablemente te haya picado la curiosidad o simplemente quieras saber quién hay detrás de todo esto. Permíteme que me presente. Soy Kevin, y como podrás deducir, soy un apasionado de GNU/Linux.  

Kevin Rodríguez

Mi pasión por GNU/Linux comenzó cuando tenía aproximadamente unos 16 años (actualmente tengo 20).

Todo empezó cuando un día, de buenas a primeras, se podría decir que me cansé de usar Windows. Me parecía siempre lo mismo, muy monótono, lo máximo que podías personalizar en dicho Sistema Operativo era el Tema y poco más. Por aquel entonces, mi visión de Linux era Guadalinex (distribución creada por la Comunidad Autónoma de Andalucía), si acaso Ubuntu, y desconocía el resto, no sabía ni siquiera lo que era una distribución, para mí pensar en Linux era pensar en Guadalinex (que es una distribución educativa muy completa pero por aquel entonces desconocía su poder), y esa distribución especialmente no me llamaba. Se podría decir que todo entra por los ojos.

En uno de mis días de aburrimiento, me entró la curiosidad, y empecé a leer sobre Linux y a informarme sobre lo básico y lo esencial. Descubrí lo que eran las distribuciones de Linux y descubrí la enorme variedad que se escondía tras la palabra GNU/Linux.

Poco a poco, me fue picando la curiosidad, y cada día leía más y más sobre este fabuloso Sistema Operativo, cada vez me entusiasmaba más la posibilidad de tener un Sistema Operativo que tú domines, no que él te domine a ti. Tener un Sistema Operativo de Código Abierto, donde el Sistema Operativo puede ser exactamente lo que tu quieres que sea, el límite lo pone tu imaginación y tu conocimiento. La variedad era infinita, no hay color.

 

¿Qué me retenía en Windows?

Como a más de un usuario le pasará, lo que me retenía eran los juegos y algunos programas de los que no iba a poder disfrutar (como por ejemplo, Adobe Photoshop). Más adelante me di cuenta de que es un error quedarse en Windows porque 2 programas que te retengan (a no ser que sean herramientas de trabajo que no puedas reemplazar, claro) existiendo una maravillosa aplicación para Linux llamada Wine.

Wine es un emulador de programas de Windows que los hace funcionar de forma casi nativa en nuestro Sistema Linux. Conociendo esta maravillosa herramienta, me decidí a dar el cambio. Como cualquier usuario que esté a punto de dar el gran salto a GNU/Linux, me decanté por hacer un dual boot con Linux Mint para así tener los dos Sistemas Operativos en mi ordenador y poder probar Linux sin miedo alguno. Llegó un punto de mi vida en el que prescindía completamente de Windows y empezó a apasionarme más y más GNU/Linux. Linux Mint era súper customizable, había aplicaciones geniales para dicho Sistema Operativo y empecé a aprender un poquito de Bash, desde el cual podías manejar tu Sistema entero con tan solo un teclado. Impresionante.

¿Cuándo di el Gran Salto?

 A los 17 años aproximadamente di el gran salto. Pasé todos los datos importantes a un Disco Duro externo e hice un formateo completo del disco duro. Instalé Ubuntu para probar una distribución diferente y ahí fue donde comenzó todo.

A partir de ese punto irreversible, ya no había marcha atrás. Me había lanzado con todo lo que eso conllevaba. Los primeros meses echaba en falta Windows para hacer algunas tareas habituales como por ejemplo, jugar, pero, ¿Sabéis lo mejor de todo esto? Que dicha necesidad me sirvió para buscar más información sobre GNU/Linux, ya que al no tener Windows, me veía obligado a llevar el día a día en GNU/Linux, por lo tanto, para mi esa necesidad fue como “algo bueno”, ya que me forzó a investigar y experimentar mucho más sobre Linux para cubrir todas mis necesidades.

Por si fuera poco, disponía de una valiosa herramienta llamada Terminal, desde la que podía controlar absolutamente todo mi Sistema sin necesidad de ratón. ¿Qué más se podría pedir? GNU/Linux es un Sistema Operativo estable, muy rápido, eficiente, robusto, y que yo recuerde nunca se me ha quedado congelado (excepto cuando me la he jugado probando drivers privativos de ATI y en algunos experimentos).

A los 17 años empecé un Ciclo Formativo de Grado Medio de Sistemas Microinformáticos y Redes, donde aprendí muchísimo más sobre Linux, bash y los ordenadores en general.

Actualmente tengo 20 años, y estos 4 años de experiencia me han servido para profundizar mucho mis conocimientos sobre GNU/Linux. Se podría decir que desde que conocí ArchLinux, mi vida cambió por completo. Es mi Sistema Operativo principal, el que uso todos los días y nunca he tenido ningún problema (excepto en mis experimentos locos).

A veces pienso que lo mejor que me ha podido pasar en Linux, es encontrarme con problemas. Suena contradictorio, ¿Verdad? Pero es que esos mismos problemas me han obligado a solucionarlos, nunca iba a tirar la toalla y volver a Windows porque ya me había lanzado, había tomado una decisión, y no iba a hacer eso, sería como una traición a mis principios. Al tener problemas, me he obligado a solucionarlos por mi propia cuenta con la ayuda de internet, lo cual me ha hecho aprender mucho más.

 

¿Por qué he creado Linux for The Future?

He aquí la gran pregunta, ¿Por qué? Pues ahí voy. ¡Prepara las palomitas!

A lo largo de mi vida en GNU/Linux, me he dado cuenta de que había muchos usuarios como yo, indecisos, sin saber cómo dar el salto. Usuarios de mente inquieta a los que les gusta probar cosas nuevas, usuarios a los que les gusta la diversidad, pero, como yo y cualquier persona en este mundo, todos tenemos nuestros miedos. ¿Qué te frena a cruzar el río?

En este blog aprenderás a deshacerte de todos tus miedos y a decidirte de una vez por todas a dar el gran salto a GNU/Linux. Si realmente te gusta este Sistema Operativo (ya sea a nivel de usuario o a nivel de informático), te puedo asegurar que no te arrepentirás.

Otro motivo de peso que me lleva a crear este blog, son los problemas de usuario iniciado en GNU/Linux. Cuando estaba en la transición de Windows a Linux, me surgieron algunos problemas con Linux, y, tengo que reconocer que hay unas muy buenas comunidades hispanas en este mundo, pero la mayoría de problemas los solucioné leyendo foros anglosajones. Me gustaría abrir un mundo de posibilidades en el idioma hispano y crear una comunidad, donde entre todos los hispanohablantes podamos ayudar al prójimo y ser ayudados sin necesidad de hacer un esfuerzo extra por entender otro idioma que no sea el nuestro.

Mi intención con este blog es tanto que el usuario indeciso e inquieto de el Gran Salto y pueda contar con ayuda en su idioma natal, y, por otra parte, que el usuario principiante-medio expanda sus conocimientos con tutoriales sencillos de entender que sin duda le dejarán con un buen sabor de boca y le brindarán conocimiento, y por tanto, poder.

 

Si has llegado hasta aquí quiero darte las gracias, por dedicar este tiempo de tu vida a conocerme un poquito mejor y conocer mi ambiciosa iniciativa, Linux for The Future.

Nos leemos en los comentarios 😉